Unas de las mejores partes de mi trabajo es tener clientes que me informen después de unos años como les está yendo. Como una abogada es muy satisfactorio ver los frutos de su trabajo y de su cliente. Mientras que muchos de nosotros no nos damos cuenta de que significa tener un buen crédito, hay una gran cantidad de personas en América que no pueden comprar una casa o un auto debido a problemas de créditos anteriores.

Esta mañana recibí un correo electrónico de agradecimiento de un cliente que había presentado un Capitulo 7 de Bancarrota con nuestra oficina casi dos años atrás. Ella recién acaba de comprar su casa nueva (a un precio increíble y una tasa de interés muy buena) y quería avisarnos para que así nosotros le podamos dar este tipo de noticias a otros clientes.

Esta cliente nuestra había luchado durante años para pagar sus facturas de tarjeta y no estaba llegando a ninguna parte. Además de eso, su crédito seguía siendo malo debido a lo que ganaba no se comparaba a lo que debía. Para abreviar todo, después de que ella se reunió con nosotros, decidió declarar bancarrota y ver si en si su crédito podría mejorar en pocos años. ¡Ella no estaba decepcionada con la decisión que tomo!

La trampa del crédito es seductiva y muchas personas creen que una vez que declaren bancarrota, nunca podrán ser capaces de obtener casas o autos a una tarifa decente. La verdad para muchas personas que vienen de bancarrota es de que ellos tienen riesgos de crédito más bajos aquellos con deudas altas.

La bancarrota no es para todos, pero para mucha gente esto les permite restablecer sus finanzas en más o menos 24 meses. Si le toma más de eso para salirse de sus deudas debería considerar seriamente una reunión con un abogado de bancarrota para discutir sus opciones.

¡Nuestra firma siempre le ofrecerá una consulta gratis para revisar su situación! Haga clic aquí si le gustaría obtener más información.

0 replies

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Leave a Reply

Your email address will not be published.